Mayra Santos-Febres, premiada en Francia por su novela La amante de Gardel
enero 21, 2020

La escritora puertorriqueña Mayra Santos-Febres, obtuvo el Gran Premio Literario de la Academia Nacional de Farmacia, en Francia, por su novela La amante de gardel, que tiene entre sus páginas los decadentes experimentos realizados en los cuerpos de mujeres puertorriqueñas pobres, para el desarrollo y la producción de la píldora anticonceptiva.

Esta novela narra la llegada del argentino Carlos Gardel a Puerto Rico en 1935. La gira del artista por la isla se ve interrumpida por un intempestivo problema de salud. Micaela Thorné, una mujer negra descendiente de una estirpe milenaria de curanderas, es elegida como la encargada de velar por Gardel. Durante los veintisiete días que quedan recluidos en la habitación de hotel, cuenta el libro, viven un intenso y fogoso romance.

La Academia Nacional de Farmacia, que está presidida por Christiane Garbay, convoca cada año este galardón que reconoce las obras literarias más novedosas con relación a temas de medicina, farmacia y otros aspectos de la salud.

La amante de Gardel fue publicada originalmente en 2015, y la traducción al francés, a cargo de Michel Durazzo, apareció en marzo del año pasado bajo el sello Editions Zulma con el título La Maîtresse de Carlos Gardel. El veredicto de este premio fue emitido en diciembre pasado.

 “…la oportunidad de seguir contando las historias de mi pueblo y de darle visibilidad a sus contribuciones al bien de toda la humanidad y de todas las personas que viven en estos tiempos y en este planeta. Este premio no es para mí, sino para mi isla, sus valientes mujeres y las lecciones de alianza e integración que me enseña mi raza y personas íntegras de todas las razas.
“Me causa muchísima gratitud el saber que en momentos en que Puerto Rico pasa por otro momento de prueba, a raíz de los terremotos que dieron comienzo el 28 de diciembre, puedo ser portavoz de la valentía, la resiliencia y la historia de un país que confronta adversidad con orgullo y desde la ética del apoyo incondicional y mutuo”, agregó Santos-Febres.

Fuente: Academia Nacional de Farmacia de Francia


Comparte este post