Historia entre paredes: Museo de la Ciudad

Si alguna vez has recorrido el centro de la ciudad, principalmente esa zona en donde el mercado y los venteros te dan la bienvenida con sus productos y la gente siempre pasa para tomar los camiones que los lleven a cualquier parte de la ciudad, seguramente has visto el enorme edificio que en el pasado fue el inmueble de Correos y que actualmente llamamos de forma coloquial “ex Correos”; sí, ese edificio que está en la esquina, y que pareciera estar en una isla separado por un amplio pasillo con arcos que lo flanquean, hoy resguarda el Museo de la Ciudad.

Con sus pisos llenos de historia, recuerdos de épocas pasadas, con sus salas repletas de objetos y anécdotas que te brindan un vistazo de lo que ha sido Mérida, desde antes de la época colonial y hasta la actualidad. Al recorrer sus pasillos, ves las imágenes de esos tiempos, tiempos con contextos diferentes, pero siempre en el mismo escenario: Mérida.

En el Museo de la Ciudad encontramos los diferentes periodos históricos: el prehispánico con el asentamiento de T´ho, con vestigios de herramientas, representaciones de lo que fue lugar, así como la representación de una tumba maya, que muestra las raíces de la localidad.

La época Colonial, con la exposición de la evangelización y la Conquista, con maquetas de construcciones que aun con el paso del tiempo podemos reconocer hasta hoy, pues mucho de ellas permanece a lo largo y ancho del territorio citadino como evidencias del pasado.

En la siguiente sala, siempre acompañado por el ambiente cálido que brinda la iluminación, se pueden ver momentos históricos de Mérida en la Independencia y, más tarde, en la Revolución. El contexto de la ciudad queda retratado con trajes militares, accesorios y peluquines de artistas yucatecos.  Los salones, parte a parte muestran cómo se construyó la historia.

Fotos que hablan de la migración acaecida en la región a partir de la ley promulgada en 1886 por Porfirio Díaz, y planos que muestran cómo era la cuidad en 1864-1865. Grabados de Francisco Gahona “Picheta”, el caricaturista, pintor y grabador que fundó una revista de crítica política y fue enviado a combatir durante la Guerra de Castas, y en 1880 fue presidente municipal. Encontramos partituras de marchas fúnebres, bancas para confidentes, y truks de madera y fierro.

En el segundo piso las exposiciones cambian, es Mérida pero vista de diferente manera a partir de cinco exposiciones temporales que comparten las salas, mostrando cada una diferentes interpretaciones de la ciudad y del estado. La exposición pictórica de Margarita Chacón, con inspiración y representaciones del agave, el henequén y el maguey, son testigos del trabajo necesario para extraer su fruto. Con diferentes colores y texturas que representa la diversidad en México y Yucatán, lo recio y la suavidad del agave.

La exposición de Fernando Lazcano “Desarrollando con el estrés en los materiales”, da una muestra de los resultados de la implementación de ideas a través del arte objeto y diseño, de ejercicios de creación y desarrollo de nuevos conceptos basados en la metodología del juego, y en la actualización de procesos de manufactura de objetos de henequén, bejuco y la palma de huano. Materiales que tienen sus raíces en las costumbres y tradiciones yucatecas.

Erick Gorostegui muestra en su exposición “Horizonte infinito: reflexión pictórica sobre el paisaje”, pinturas que representan los paisajes de Yucatán en escala de grises; ilustra parajes en medio de la naturaleza. Construcciones humanas, la aportación del hombre al paisaje natural de Yucatán.

“Archivum botanae. Entre lo vegetal y lo humano”, de la artista visual Marytere Barrera, expone representaciones de la interacción entre platas y humanos en la entidad, así como creencias y costumbres en rezos, ofrendas y castigos para obtener sus frutos.

La muestra “34M2. Gráfica de la arquitectura política: vivienda en serie”, de Cecilia Gómez, ofrece una mirada a la nueva naturaleza de la ciudad conformada por la vivienda en serie, y las transformaciones que se generan cuando la gente las modifica, así como al paisaje frío que conformaban estas viviendas ya listas antes de que las habitaran.

El tercer piso contiene una sola exposición permanente, “Mérida de ayer” Colección Manuel Lizama, integrada por 34 cuadros en los que se documenta el cambio que ha sufrido la ciudad con el paso de los años. Cada uno de los lienzos impresionistas permite un vistazo a diferentes partes de la ciudad, edificios que se pueden reconocer en la actualidad aun con el paso del tiempo, ya que están ambientados en los últimos años del siglo XIX y las décadas de 1920 y 1930.

 El “Museo de la Ciudad de Mérida” brinda la experiencia de conocer la historia de la ciudad de otra manera, una que te permite ver objetos de otros tiempos, mirar al pasado en el presente. Él edificio se ubica en la calle 56 número 529 A en el Centro Histórico de Mérida, sus horarios son de martes a viernes de 9:00 a 18 horas y sábados y domingos de 9:00 a 14:00. Visítalo y conoce más de la historia de esta ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s