Martha Riva Palacio Obón

La producción de Martha Riva Palacio Obón se caracteriza por ser una literatura infantil que intenta adentrar a los niños al mundo de la literatura de una forma más divertida desde la perspectiva infantil. Construcciones de mundos en el que la imaginación es el motor de las historias.

Las sirenas sueñan con trilobites

Es un hecho que todos nos parecemos a un pez. Algunos a una sardina, otros, a una anguila eléctrica, y otros más (como el novio de la mamá de Sofía) a una amenazante barracuda. Sofía, en cambio, es toda una sirena, solo que su especie está en peligro de extinción, únicamente queda otra como ella en el mundo. Esta historia no trata sobre el mar, pero se le parece, a veces abraza con su calma y otras devasta con sus tempestades.

Frecuencia Júpiter

Emilia está en el limbo. Para armar el relato de sus dieciocho años acude a los instantes que conforman su memoria: su abuela postrada para rezar. Ella misma sentada en las piernas de un sacerdote. El día que conoció a Matías. La noche en que logró escuchar a Júpiter.

Emilia quiere salir del coma, pero su única vía de contacto con el exterior es también su mayor fobia: una mariposa. Emilia ha visto ya tres simulacros del fin del mundo, pero los jinetes del apocalipsis tienen que completar el número cuatro.

Haikú: Todo cabe en un poema si lo sabes acomodar

Acercar a los niños a la poesía no es fácil. Primero hay que quitarle a ésta el halo de solemnidad y lograr que los niños disfruten las palabras, las reconozcan, las saboreen, y que a partir de ellas jueguen, imaginen, reflexionen y construyan. Sólo así podrán apropiarse de las palabras para expresar su mundo interno. En esta propuesta visual los signos se tornan ilustraciones y la escritura, un juego.

Lunática

Por culpa de un lengüetazo de Luna, una niña se convierte en niña loba. Todos sus días son días de lobos. Y por más que su papá ruja: “Eres una niña, no una loba”, y por más que su mamá la mande castigada a su cuarto; sigue estrellándose contra el piso con su bicicleta intentando alcanzar la Luna. Ella conoce de sueños y de vuelos altos, sabe invocar a los espíritus de la tarde y ser un aullido que gira en la llanta que rueda jardín abajo; pero también conoce el dolor cuando te pica una abeja en el brazo, o cuando tu estómago se vacía porque no siempre te gusta estar sola.

Querido Marciano

La noche en la que desaparecieron los grillos del departamento, Alicia supo que su mundo estaba a punto de ponerse de cabeza. Tal vez que las cosas sean diferentes no quiere decir que sean terribles, pero eso no hace fácil tenérselas que ver con un marciano que insiste en apoderarse de todo, hasta de sus papás. La historia revela todas las emociones que experimenta un niño ante la llegada de un hermanito nuevo a su familia.

Martha Riva Palacio Obón estudió la Licenciatura en Psicología en la Universidad Iberoamericana y la Maestría en Artes Visuales en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la UNAM. En 2011 ganó el  Premio de Literatura Infantil Barco de Vapor con su novela Las sirenas sueñan contrilobites. La cual fue seleccionada para el Catálogo White Ravens 2013 de la Biblioteca Internacional de la Juventud en Alemania. Obtuvo el Premio de Literatura Juvenil Gran Angular en 2013 con su libro Lepidopterofobia.

Su libro de poesía Haikú: Todo cabe en un poema si lo sabes acomodar ha sido seleccionado por el Programa de Bibliotecas del Ministerio de Educación de Chile así como por el Programa de Salas de Lectura de Conaculta. En 2012 publicó también el álbum Querido Marciano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s